Peregrino en Dublin [English translation]

lunes, agosto 01, 2005

George's

Viernes, despues de una llamadita de telefono consigo quedar con la alemana. En Dublin llueve a cantaros, no ha parado desde que amanecio el jueves, y no paro hasta la mañana del lunes.

Quedamos en un sitio llamado Georges's. Que digo yo, que si ella y yo conocemos unos 200 bares, a ver porque me dijo de quedar en un sitio nuevo. Total que una vez me da las instrucciones para llegar al garito, me pongo a ello. El sitio no es que este particularmente lejos, pero esta en una zona del centro un poco mas rara. La densidad de bares por alli es ligeramente menor, no es una zona que yo frecuente mucho.

Como 10 minutos tarde llego empapado ante el portero, que me mira sonriendo y me hace un gesto para que pase. Si, me sonrie. Aqui los porteros suelen ser bastante buena gente, pero de ahi a lo otro...

Entro al garito, y lo primero que veo a la derecha es como una pista de baile, y sobre ella un balcon, soportado por dos estatuas. Figuras humanas de marmol. Y me llama la atencion que estan en una pose como muy sensual, muchos musculos y eso, y una minuscula hojita de parra tapandole todo el paquete (de Fortuna).

Me busco una mesa y dejo mi empapado abrigo y mi maleta. Me aproximo a la barra a pedirme la Guiness de turno, cuando me percato de que no hay una sola chica en la barra. Vaya, mala suerte para mi. Bueno, la camarera esta que se sale. "¿Que quieres?" Esta es la típica pregunta-trampa de las camareras de buen ver, ya que si uno tarda mas de 0,2 en contestar, es que efectivamente lo estaba pensando.

Total me voy con mi Guiness y mi escasa rapidez mental a mi mesa.

En la mesa de al lado, un hombre ya de unos 40 años ojea una revista. Yo miro el movil: he llegado 20 minutos antes a nuestra cita. Curiosamente, en españa siempre me ocurre al reves, que llego 20 minutos o una hora tarde. Bueno habra q esperar.

En estas que se me acerca el hombre este y me pone la revista sobre la mesa. "A ver si ves algo que te guste". Y se sienta otra vez. Este tambien me ha sonreido. Eso me encanta de Dublin, la gente es tan alegre, tan feliz, que te sonrien alegremente por la calle.

Cojo la revista y... a estas alturas mas de uno ya sabe lo que viene ahora. Bien, yo juro por Santa Tecla, patrona de Internet, que no me di cuenta hasta ese momento. Era una revista gay.

Ahi estaba yo. En un pub gay, habia llegado 20 minutos antes a mi cita. Estaba solo sentado en una mesa, y acababa de ponerme a leer una revista gay. Pensaran ustedes que mi situacion, no podria ser mas peliaguda. Se equivocan por supuesto. Ese dia, oh ironias del destino, resulta que no se me ocurrio otra cosa que cojer del armario un polo rosa. Lo que oyen.

Empece a sudar. Ahora que habia terminado de secarme voy y me pongo a sudar. Creo que el destino se tomo demasiado en serio el hecho de que el fin de semana anterior yo me hubiera hecho pasar por gay para quitarme de encima a la king size jorkie y de paso tontear un poco con el rubio. Y ahora el destino se reia de mi.

Conocia mas de 200 bares en el centro de Dublin, ¿como podia haber acabado alli? Estaba claro, la alemana me la habia jugado.

Solo una pregunta me rondaba la cabeza: "¿Que haria si se me acerca un chico para charlar?" Bien, llegue a preparar un pequeño discurso, que dejase claro que solo queria charlar pero que a la vez fuera cortes y elegante.

A los pocos minutos de estar alli, sucedio lo último que yo hubiera esperado. Despues de todo quizas si fuera mi dia de suerte. En la otra mesa de al lado, se sentaron dos chicas. Pero no dos chicas cualquiera, estas creo que me sonaban de la portada de alguna revista. Las dos eran rubias con ojos azules, como no. Tenian unas piernas larguisimas, llevaban minifaldas y unos tops asi como de fantasia. Vaya, que iban vestidas por todo lo alto. Con esa carta de presentacion que te piden en las zonas VIPS.

Pero entonces, una vez paso lo que tenia que pasar. Y llegados aqui seguramente mas de uno ya se lo ve venir de lejos. Yo les vuelvo a jurar que no me lo podia esperar. Si, se besaron. Pero no se dieron un piquito, ni un beso cariñoso no no. Era un beso con lengua. Con mucha lengua para mas señas. No era un bonito beso de amor entre dos feminas. Aquello era un beso lujurioso entre dos top-models. Me partieron el corazon, aunque tambien me provocaron una ereccion.

Ahi estaba yo, con el madurito de 40 años echandome miraditas en la mesa de la izquierda, mientras que en la mesa de la derecha, dos chavalas increiblemente guapas y atractivas se hacian y deshacian nudos con la lengua como si tal cosa. Y en todo esto yo: que si miraba a un lado le daba pie a uno, y si miraba al otro me daba pie a mi mismo. Solamente tenia el frente libre, asi que me concentre en lo unico que me podia concentrar: me puse a beber la Guiness como un cosaco.

Afortunadamente solo quedaban escasos minutos para que llegara la alemana. La muy hija de su madre se estaria riendo de mi mientras venia de camino. Pero llego la hora convenida y la rubia no aparecia.

Pedi una segunda pinta de Guiness. La barra esta vez estaba un poco mas llena de gente, asi que tube que abrirme paso entre hombre y chicos con camisas y pantalones de muchos colores, eso si, siempre muy ajustados.

La alemana llego unos 15 minutos tarde. Pero yo aguante estoicamente.

Nos tomamos una juntos y nos fuimos de alli rapidamente. Mas que nada porque la alemana asegura y perjura que ella no sabia de que iba el George's este. (No se lo cree ni ella) Pero lo mas curioso es que yo una vez embriagado por el aroma de 3 pintas de Guiness empezaba a reirme y a ver las cosas de otro color. Afortunadamente, ella estaba alli para poner un poco de orden, y nos fuimos a otro bar a tomar la siguiente y a bailar.

Como ya se hace muy largo, otro dia les cuento como conoci alli a unas españolas, como baile La Tortura en pleno centro de Dublin, como un catalan le metio cuello de forma brutal a la alemana, y lo que ella hizo con este. Y de como llegue a la casa en el pueblo ese a las afueras a las tantas de la noche sin llaves y de lo que tube que hacer para entrar a la casa.

Bien, ya se que no cambio de tema, pero es que la homosexualidad me persigue, vaya mes que llevo. (Aunque yo soy mas rapido). El dia que tropiece... nos vamos a reir ;p

Cuidense todos!



1 Comentarios:

# Blogger Jehanna a las 12:40 a. m. dijo...

Ejem.... un polo rosa?


;))))

Jehanna

 

Publicar un comentario

<< Volver a la portada.