Peregrino en Dublin [English translation]

lunes, agosto 22, 2005

Houston, we have a problem

Mañana del sabado, sin planes. Hace ya unas 4 semanas que estoy viviendo en la casa nueva, y desde entonces no le he dado un palo al agua en lo que a tareas domesticas se refiere. Digo yo que ya toca ¿no?

Lo mas urgente era sin duda el tema de la ropa y la lavadora. Mi situacion actual era desesperada: dos calcetines, una camiseta limpia y unos vaqueros que me habia puesto los ultimos 3 dias seguidos. Estaba atrapado ente el la ropa sucia y la lavadora. (los calcetines ni siquiera eran pareja)

Con estas que me arme de valor y me dije que de hoy no pasaba, que yo ponia una lavadora. Empece por algo facil, ropa interior, calcetines y camisetas blancas. Eso parecia facil y asi no tendria que preocuparme del color.

Bien, lo primero que descubri es que tengo muchos calcetines grises. La primera pregunta filosofica de todas las que me iban a venir aquella mañana fue :¿el gris es ropa blanca o de color? Pues mal empezamos.

Despues de un rato, organice un pequeño grupo de prendas que harian de avanzadilla al resto de la montaña de ropa sucia. Coji a un pequeño grupo de valientes voluntarios. Vaya que cogi las 4 cosas mas faciles y baratas que tenia y me fui a la cocina a hacer experimentos con la lavadora.

Una vez delante de ella, me sente en el suelo y me puse a estudiarla, como estudia el jefe indio al hombre blanco desde la loma antes de la batalla. Yo, en mi ingenuidad pensaba que una lavadora pues tendria pocos botones, no se. A mi, asi que se me ocurran pues podria tener uno de "lavar" y.. bueno, y ya esta. El microondas tiene 2 botones, la tostadora uno, la batidora uno, hasta la cafetera tiene un solo boton! Es simple como el mecanismo de un botijo: pones el cafe, filtro y agua y le das al unico boton que tiene, el que pone "hacer cafe". Es mas, pero si el frigorifico no tiene ningun boton!

Mi lavadora no tenia muchos botones, tenia exactamente la mitad de botones que el cuadro de control del Discovery. Primero tenia 6 botones de on/off, luego tenia lo que llamaremos dos rodajas de posicion. Una con 7 y otra con 14 posiciones. Es decir: 2*2*2*2*2*2*7*14 = 6272 posiciones.

Mi lavadora conoce 6272 posturas diferentes

Creo que ni en el Kamasutra hay tantas. Con estas espectativas, acertar con una combinacion que fuese la adecuada para lo que yo pretendia lavar parecia bastante dificil. Estube a punto de ir a comprar un cupon, seguro que seria mas facil que esto.

Usteden pensaran que exagero, que la lavadora siempre te da alguna pista. Claro, pero cuando la lavadora esta en ingles, esas pistas las tienes que descifrar como si se tratara de jerogrificos egipcios, y yo estaba jugando a las naves estelares con mi lavadora, no a ser un aventurero en el antiguo egipto.

En ese momento recorde que la ropa siempre tiene una etiqueta asi muy larga que te dice todo lo que te hace falta saber para lavarla. Primera camiseta... nada. Segunda camiseta... nada. En los calzoncillos... tampoco. Mi ropa no tenia ninguna etiqueta. Obviamente aquello era una conspiracion judeo-masónica para hacerme quedar en ridiculo delante los que leeis esto. Pues no, me acorde del casi insignificante detalle de que yo siempre le quito las etiquetas a la ropa porque me pican. Lo se lo se... traten de no reise demasiado de mi.. desde aqui casi puedo oirles.

Abri la compuerta del modulo lunar... digooo abri la puerta de la lavadora y meti alli a los conejillos de indias. Y no me creeran si les digo que senti pena por ellos. ¡A saber lo que iba a pasar! De verdad que me senti como un niño viajando entre las estrellas con su nave de carton.

Me puse a los mandos de la nave, y decidi que a modo de primer vuelo haria un programa medio. Es decir, la rodaja de las posiciones, la puse a la mitad. La de la tempertura, tambien a la mitad. Y los botones... pues encendi 3 de ellos, la mitad. Creo que estadisticamente, eso es lo mas cerca que jamas estare de la solucion optima. No me negaran que no fue una buena estrategia. El ultimo de los tres botones era el que ponia on/off.

"pre-ignition, five, four, three, two, one... ON!"

Aquello no se movio. "Houston, we have a problem up here" Vaya cara de tonto que se me quedo al ver aquello. Comprobe los modulos de hiperimpulso, los motores ionicos de salto al hiperespacio y hasta active el escudo anti-p.e. y cuando parecia que aquello estaba perdido... se empezo a mover!

Houston we are moving. We are going to the starts!

Aquello tenia muy buena pinta. Iba viento en popa a toda maquina. La siguiente de las preguntas filosoficas de la tarde que me asalto fue: ¿y cuanto tarda una lavadora en lavar? Hummm, dificil pregunta esta. Tardaria media hora, una hora, ¿quizas dos? No, eso parecia mucho. ¿Y como sabria yo cuando termina? Quizas tendria una campana como la del microondas para saber cuando estan las palomitas. Si, seguramente tendria algun tipo de aviso sonoro y/o/u luminoso para que cualquiera supiese cuando acaba.

Como aquello podria tardar un rato, me puse a limpiar toda la cocina... (me sentia un poco maruja pero ya iba tocando).

Algunos de vosotros ya hace rato que os habreis dado cuenta de un grandisimo detalle. Yo cai en la cuenta cuando me puse a fregar los platos. Coji el estropajo, le puse un poco de gel... un momento. ¿¿le he puesto detergente a la lavadora??

Pregunta estupida donde las haya, no se lo habia puesto.

Houston, we have an exception up here, we are switching to Def Con Four!

Aquello era una situacion critica. Exigia unos nervios de acero, como Tom Cruise en Mision Imposible pero mas hogareño, con un delantal puesto. Habia que detener esa lavadora en marcha.

Esta vez, alli de rodillas frente a la maquina y con el delantal puesto parecia que estaba desactivando una bomba. Solo me faltaban un par de cojines y un cazo de la leche en la cabeza. Como no estaba seguro de si se podia parar en marcha o no, y como aquello estaba lleno de agua, opte por no pararlo. Simplemente localice la cajetita donde se pone el combustible, las barras de uranio enriquecido... digoo el detergente y ya esta.

Nada, absolutamente nada en esta vida es tan facil de hacer como de decir. En aquel cajetin habia nada mas y nada menos que cuatro, c-u-a-t-r-o, compartimentos para potingues diferentes. Alli estaba yo con el detergente en una mano, y solo una posibilidad entre cuatro de acertar en donde tenia que ponerlo.

A estas alturas, ustedes pensaran que yo debo ser tonto del bote. Que quieren que les diga, era la primera lavadora que ponia en mi vida y nadia me habia dicho como se hace. Pero a veces tengo ideas buenas. ¿Como estar seguro de que pongo el detergente en el compartimento correcto? Facil.

Puse un poco de detergente en los cuatro compartimentos diferentes.

Facil ¿no? Seguro que asi acertaba. Y si me cargaba algo... bueno, entonces lo llamaria "experiencia".

Dos horas y media. Si, mi washmachine tardo dos horas y media en lavar 4 calcetines y dos calzoncillos. Tengo que mirar por internet una tabla de velocidades de lavado, a ver que tal estaria la mia en el ranking, pero algo me dice que de momento no estamos como para competir por los primeros puestos. Claro que lo mismo tardo una hora y no me di cuenta, porque aquello ni pito, ni toco una campanita ni nada de nada.

Increible pero cierto, la ropa salio limpia. No salio como en los anuncios, de un blanco reluciente que necesitas gafas de sol para tenderla, pero salio bastante bien para ser mi primera vez. (ya me huelo los chistes aqui en los comentarios con lo de "mi primera vez")

Y asi, colorin colorado, la Discovery tomo tierra la semana pasada sana y salva. Y a 7000 kilometros de cabo cañaveral, en Dublin, un español sacaba 4 calcetines limpios de la lavadora.

Un pequeño pasa para el hombre, pero un gran paso para mi.



martes, agosto 09, 2005

Domingo 9am: ¿que hago yo en una fiesta techno?

La noche del sabado me aburri, lo reconozco. Me aburri solemnemente. Por primera vez en mi vida pude hacer un castillo de cartas utilizando todas las cartas de la baraja. Para que se hagan una idea de lo aburrido que estaba.

La alemana no podia quedar, estaba resacosa de la noche anterior y no podia con su alma. N todavia no habia llegado de españa. Y por unas cosas o por otras no tenia ganas de llamar a ninguna de todas las otras personas que conozco en Dublin. (Ninguna de las otras 3 vaya).

Total que a las 2 y pico de la mañana, sin sueño pero tremendamente aburrido me fui a dormir pensando en lo aburrido que se presentaba el domingo, y que ojala me levantara el lunes.

Me levante a las 9am. Yo no se ustedes, pero yo no me levanto un domingo a las 9 desde que tenia 7 años y me levantaba para ver los dibujitos animados de la tele. Esta vez no habia nada de eso, era todo mas subrealista. Estaba escuchando musica techno. Resonaba en toda la casa. Me cague en muchas cosas en ese momento. Empezo un debate interior entre intentar dormir como pudiera (por ejemplo, tapandome los oidos con la almohada que todavia no he comprado por falta de dinero este mes) o salir y cometer un asesinato en primer grado, con mucha alevosia y un cuarto de hora de premeditacion.

Me puse unos vaqueros por aquello de que te da mas autoridad para echar broncas que el ir en pijama, y armado de valor salir a ver que estaba pasando.

En ese momento me acorde que dos se habian ido fuera el fin de semana, con lo que solo quedabamos otros dos. Y si yo estaba durmiendo, pues va a ser que era el otro (logica aplastante aqui) el que ponia techno a las 9 de la mañana. Efectivamente era I y sus amigos. Es la inicial, no es nada rebuscado que sugiera 'hijo de puta' o nada por el estilo. Aunque ahora que lo pienso...

Como decia, era I y sus amigos. Nada mas salir de mi habitacion fui al baño a limpiarme un poco la cara y ver a que me enfrentaba. Dos colillas en el lavabo y una coronita a medias al lado de los cepillos de dientes prometian que esta iba a ser buena. Al bajar al salon me encuentro a dos colgaos con la tele puesta bebiendo mas cerveza. Mi castillo de cartas de 5 pisos estaba en el suelo. Ninguno de ellos era I, asi que ni les conteste y tire para la cocina a ver quien se emborrachaba por alli, intentando llevarme por delante el menor numero de victimas para resolver esto.

Para mi sorpresa no habia nadie, pero para mi mayor sorpresa (y la de el lector) habia una chica tirada en el cesped de detras. Llegue a la puerta de la cocina que da al cesped trasero y la vi alli en todo su explendor. Era rubia, con el pelo largo. Y para variar estaba bastante bien, las irlandesas suelen estar rellenitas. Pero esta tenia un buen tipo. Muy bueno. Y lo mejor es que llevaba una minifalda y un top, vendria pobablemente de salir por ahi la noche anterior. Es decir, que venia vestida pidiendo guerra como se suele decir. No me extendere mas en detalles, pero quiero que noten que si una chica va vestida asi, y se tira al cesped en ese estado etilico, pues lo mas normal es que la ropa se descoloque un poco y... ejem.

Tenia a una irlandesa apetecible sobando la mona en mi jardin. En otras palabras, indefensa. Llegados a este punto, empece a tener los mismos pensamientos que el publico masculino que ahora esta leyendo esto debe de estar teniendo. Pense en 'enagenacion mental transitoria', pero les recuerdo que seguian siendo las 9 de la mañana y habia una fiesta techno en mi casa, esto podia esperar.

Subi al cuarto de I y alli por fin le encontre, con una chavalita en lo que yo supongo que era el baile del apareamiento. Vaya que para su suerte solo estaban calentando motores. Digo para la suya porque a mi me hubiera importado 3 pitos lo que estubiera haciendo. Eran las 9 de la mañana de un domingo y no habia dibujitos en la tele, y alguien iba a pagar por ello.

I: "¿Amm perdona te hemos despertado y eso con la musica?"
yo: "No hombre, es que me acabo de levantar porque los domingo a las 9 suelo salir a correr un par de horas."

Se lo creyo.

Con lo cual quede como un estupido. Estube a punto de irme a correr de verdad para no quedar tan rematadamente mal, pero en un ultimo intento recogi mi honor del suelo y le dije que yo no me iba a correr, que me iba derechito a la cama de nuevo asi que por favor, que apagara la musica.

Como al fin y al cabo estamos en irlanda, entre gente civilizada, apago el Amsterdan Super Dj Nation Vol. 2 y en la casa se respiro por fin paz.

Con estas que me fui a la cama, pensando que este tio se la estaba jugando. Pues hace cosa de 4 semanas o asi, justo antes de que yo llegara a la casa, el tio monto otra fiesta de las gordas. Con deciros que arranco el rail de las cortinas y el embellecedor de madera de la chimenea... que digo yo, por muy borracho que estes, como te las apañas para arrancar una pieza de madera que esta encrustada en la pared de obra y pesa un quintal? Misterios...

Despues de apagar el fuego y como no tenia mucho que hacer, opte por ponerme de nuevo el pijama y meterme en la cama. Pense en la rubia del jardin. Pense en la que le iba a caer a I el lunes cuando el otro chico y la chica (la Jefa, porque es la que manda) vuelvan y les cuente que se las sigue gastando de las suyas. Pense en que iba a hacer con todo el domingo que tenia por delante. Pense en que solo conozco a 3 gatos aqui y se van a finales de Agosto. Pense en que encima me jodia mas tener que desperdiciar el dia porque brillaba el sol. Pense en que llevaba media hora en la cama y no me podia dormir de nuevo.

Al final pense en irme a correr de puro aburrimiento, que ironico. La cara que se le quedo a I fue un poema.

Corri para dejar atras a I, a su musica techno, la minifalda subida de la rubia del jardin, corri para olvidar que aqui en Dublin conozco a 3 gatos, corri para olvidar porque corria, y cuando me di cuenta de que llevaba casi una hora corriendo, sorprendido de mis propias aptitudes atleticas, sonreir para mi mismo, y fui feliz.

Solo pero feliz.



miércoles, agosto 03, 2005

Reflexiones: Newton y su manzana.

Que digo yo, cuenta la historia que un dia estaba el señor Isaac Newton en el campo. Para empezar era de noche, porque habia luna. Y no se sabe muy bien hacia este señor, vestido todo lleno de tapetes como los de mi abuela y con una peluca con rulos a las tantas de la noche, pero el caso es que le dio por sentarse debajo de un manzano.

Ya es casualidad que fuera un manzano, porque siendo Newton ingles, y con los pocos arboles frutales que alli hay ya es casulidad. Pero mas casulidad es aun que se le caiga en ese preciso momento una manzana en la cabeza y que al tio se le ocurra enunciar la ley de la gravedad.

Para un manzano que hay en toda la isla, para una vez que se sienta alli un ingles, va y se le cae una manzana y descubre la ley de la gravedad.

Que digo yo, que en asturias hay muchisimos manzanos. ¿A ningun asturiano se le ocurrio salir una noche a tumbarse debajo de uno? ¿O las manzanas asturianas no se caen?

Creo que hemos estado a un pelo de que las leyes de Newton se llamasen las lleyes de Justiño Quincoces. Asturiano de pura cepa el.



martes, agosto 02, 2005

Bocadillo de chorizo á l´orange

Hace unos dias me mude a lo que ya es mi definitiva casa. Ya se acabo el tener que andar 15 minutos, tomar un cercanias durante hora y pico, cruzarme el centro a patita, tomar 20 minutos de tranvia, y por ultimo un ligero paseillo cuesta arriba de solo otros 15 minutillos. Bien, como dije al principio del parrafo 2 horas) ya no voy a tener que hacer todo esto.

Ahora vivo al lado de la oficina. Ahora me hago un mañanero paseo de 8 minutos y llego puntual y fresco como una rosa. Que digo yo que ya estaba bien de llegar 3 horas y pico tarde todas las mañanas. Aun me sorprendo de que conserve mi trabajo.

La mudanza y estos primeros cuatro dias de independencia absoluta han traido mas de una situacion curiosa.

En lo referente al ciclo de lavar, tender y planchar la ropa... bueno, aqui si que me va genial. Parece que llevo haciendolo toda la vida. Todavia no he mezclado nada blanco y de color, no he teñido nada rosa y tampoco me me he quemado con la plancha. Vaya que no esta mal. Seamos sinceros: no he puesto aun una lavadora. Y teniendo en cuenta que me quedan 2 camisas limpias, esto podria ser un problema. Claro que la politica de indumentaria de la empresa no es muy rigida. De echo ni siquiera tenemos. Quizas si me tiro un par de semanas apareciendo por la oficina con camisetas del estilo "Estuve en Torremolinos y me acorde de ti." lo mismo no se nota. O lo mismo si. A saber.

El tema de fregar lo tengo controladisimo. Ayer, como la pila de cosas sucias estaba creciendo desmesuradamente, empece a replantearme seriamente en lavar todo aquello. Mas que nada porque empezaba a parecerse al juego ese de poner una pieza encima de otra sin tirar toda la pila, y no era de recibo. Esa misma tarde, llego a casa despues de pasarme por el Londis a que me estafen un poco (es carisimo). Llego mentalizado de hacer una faena a la montaña de la pileta, a ponerle dos banderillas, darle cuatro pases bien dados y cortarle las dos orejas y el rabo. Llego a la cocina y la pileta esta limpia y pulcra como una patena. Eso es potra. Pero Dios sabe que llevaba intencion de fregar, y la intencion es lo que cuenta ¿no? Bueno vale, recogi mi montera y mi capote y subi a mi cuarto.

¡Ah mi cuarto! ¡Una suite! Tiene aproximadamente unos tres por dos metros, pero de algun modo se las han apañado para meter ahi una cama de 135. Lo cual esta genial. Duermo como un rey, pero para abrir/cerrar cosas como la ventana, el armario,la mesita de noche o la puerta, tengo que hacer algo que queda a medio camino entre Tetris y Sokoban.

No exagero, ayer mismo me sucedia. Esto la Operacion De Irse a Dormir: Llego a la habitacion. Abro la puerta y la cierro tras de mi. Muevo las maletas de delante del armario hacia un lado; abro el armario y obtengo el pijama. (no, no esta debajo de la almohada. principalmente porque no tengo almohada. gracias por recordarmelo); cierro la puerta del armario; vuelvo a recolocar las maletas delante del armario, para poder pasar por los pies de la cama y arrimarme un poco a la ventana para poder cerrar la cortina; vuelvo y me pongo el pijama; Pongo a cargar el movil... no puedo, la mesita de noche tapa el unico enchufe; muevo ligeramente la mesita de noche para acomodar el cargador del movil; ahora no puedo abrir la puerta de la derecha del armario pues toca con la mesilla; coloco la mesilla mas cerca de la cama, ahora abro el armario y saco una toalla y un neceser del baño; intento ir al baño pero las dos maletas, una puerta del armario y la mesilla me cierran el paso; empiezo a estresarme; desconecto el movil (ya lo cargare otro dia); recoloco la mesilla en su sitio; cierro las dos puertas del armario; muevo las dos maletas; esto ultimo me permite abrir la puerta y salir para ir al baño. A la vuelta todo es mas facil, tan solo tengo que cerrar la puerta, recolocar las dos maletas detras de esta, quitar la mesilla del enchufe, poner a cargar el movil, mover ligeramente las maletas para pasar por los pies de la cama, abrir un poco la cortina, volver a la cama y acostarme.

Despues de todo esto, uno esta tan cansado que solo piensa una cosa: Como haya un fuego, yo de aqui ni me muevo. Para cuando salga de la habitacion lo mismo ya lo han apagado.

Gastronimicamente hablando no voy mal del todo. Se que se puede ir peor, estoy seguro. Por las mañanas entre cereales y tostadas voy tirando. Hasta aqui facil. A la hora de comer pues como me pilla en la oficina nos compramos unos bocadillos y listos. El problema llega a la hora de cenar, que aqui es la comida mas grande. De momento mi estrategia ha sido bastante simple. Me paso por un Londis y me compro algo de pan. Llego a casa y me hago... un bocadillo de chorizo.

Como lo oyen. Llevo 4 noches cenando bocadillo de chorizo en Irlanda. Lo cual es un lujo, un tanto vulgar pero un lujo al fin y al cabo. Menos mal que fui precavido y esta vez me vine bien aprovisionado: un chorizo, una caña de lomo y un salchichon. Aunque tan solo me queda el chorizo y el salchichon. Este segundo he notado que le florecido un poco de moho por la superficie. Nada grave, un poco aqui y alla. Estoy seriamente pensando en la posibilidad de lavarlo y reciclar parte de el. Ya veremos que hago cuando se me acabe el chorizo.

¡Ja! Cuando se me acabe el chorizo os vais a reir, me va a tocar cocinar y ahi si que la voy a liar buena. (Yo tengo un curioso historial en la cocina. Entre otras cosas sobresalen hacer creps para 88 personas y la tortilla de patatas que hice sin freir las patatas previamente. Quedo muy crujiente.

Ya les seguire contando como me las apaño, cuidense.

PD: Hoy por increible que parezca, no esta lloviendo en Dublin.



lunes, agosto 01, 2005

George's

Viernes, despues de una llamadita de telefono consigo quedar con la alemana. En Dublin llueve a cantaros, no ha parado desde que amanecio el jueves, y no paro hasta la mañana del lunes.

Quedamos en un sitio llamado Georges's. Que digo yo, que si ella y yo conocemos unos 200 bares, a ver porque me dijo de quedar en un sitio nuevo. Total que una vez me da las instrucciones para llegar al garito, me pongo a ello. El sitio no es que este particularmente lejos, pero esta en una zona del centro un poco mas rara. La densidad de bares por alli es ligeramente menor, no es una zona que yo frecuente mucho.

Como 10 minutos tarde llego empapado ante el portero, que me mira sonriendo y me hace un gesto para que pase. Si, me sonrie. Aqui los porteros suelen ser bastante buena gente, pero de ahi a lo otro...

Entro al garito, y lo primero que veo a la derecha es como una pista de baile, y sobre ella un balcon, soportado por dos estatuas. Figuras humanas de marmol. Y me llama la atencion que estan en una pose como muy sensual, muchos musculos y eso, y una minuscula hojita de parra tapandole todo el paquete (de Fortuna).

Me busco una mesa y dejo mi empapado abrigo y mi maleta. Me aproximo a la barra a pedirme la Guiness de turno, cuando me percato de que no hay una sola chica en la barra. Vaya, mala suerte para mi. Bueno, la camarera esta que se sale. "¿Que quieres?" Esta es la típica pregunta-trampa de las camareras de buen ver, ya que si uno tarda mas de 0,2 en contestar, es que efectivamente lo estaba pensando.

Total me voy con mi Guiness y mi escasa rapidez mental a mi mesa.

En la mesa de al lado, un hombre ya de unos 40 años ojea una revista. Yo miro el movil: he llegado 20 minutos antes a nuestra cita. Curiosamente, en españa siempre me ocurre al reves, que llego 20 minutos o una hora tarde. Bueno habra q esperar.

En estas que se me acerca el hombre este y me pone la revista sobre la mesa. "A ver si ves algo que te guste". Y se sienta otra vez. Este tambien me ha sonreido. Eso me encanta de Dublin, la gente es tan alegre, tan feliz, que te sonrien alegremente por la calle.

Cojo la revista y... a estas alturas mas de uno ya sabe lo que viene ahora. Bien, yo juro por Santa Tecla, patrona de Internet, que no me di cuenta hasta ese momento. Era una revista gay.

Ahi estaba yo. En un pub gay, habia llegado 20 minutos antes a mi cita. Estaba solo sentado en una mesa, y acababa de ponerme a leer una revista gay. Pensaran ustedes que mi situacion, no podria ser mas peliaguda. Se equivocan por supuesto. Ese dia, oh ironias del destino, resulta que no se me ocurrio otra cosa que cojer del armario un polo rosa. Lo que oyen.

Empece a sudar. Ahora que habia terminado de secarme voy y me pongo a sudar. Creo que el destino se tomo demasiado en serio el hecho de que el fin de semana anterior yo me hubiera hecho pasar por gay para quitarme de encima a la king size jorkie y de paso tontear un poco con el rubio. Y ahora el destino se reia de mi.

Conocia mas de 200 bares en el centro de Dublin, ¿como podia haber acabado alli? Estaba claro, la alemana me la habia jugado.

Solo una pregunta me rondaba la cabeza: "¿Que haria si se me acerca un chico para charlar?" Bien, llegue a preparar un pequeño discurso, que dejase claro que solo queria charlar pero que a la vez fuera cortes y elegante.

A los pocos minutos de estar alli, sucedio lo último que yo hubiera esperado. Despues de todo quizas si fuera mi dia de suerte. En la otra mesa de al lado, se sentaron dos chicas. Pero no dos chicas cualquiera, estas creo que me sonaban de la portada de alguna revista. Las dos eran rubias con ojos azules, como no. Tenian unas piernas larguisimas, llevaban minifaldas y unos tops asi como de fantasia. Vaya, que iban vestidas por todo lo alto. Con esa carta de presentacion que te piden en las zonas VIPS.

Pero entonces, una vez paso lo que tenia que pasar. Y llegados aqui seguramente mas de uno ya se lo ve venir de lejos. Yo les vuelvo a jurar que no me lo podia esperar. Si, se besaron. Pero no se dieron un piquito, ni un beso cariñoso no no. Era un beso con lengua. Con mucha lengua para mas señas. No era un bonito beso de amor entre dos feminas. Aquello era un beso lujurioso entre dos top-models. Me partieron el corazon, aunque tambien me provocaron una ereccion.

Ahi estaba yo, con el madurito de 40 años echandome miraditas en la mesa de la izquierda, mientras que en la mesa de la derecha, dos chavalas increiblemente guapas y atractivas se hacian y deshacian nudos con la lengua como si tal cosa. Y en todo esto yo: que si miraba a un lado le daba pie a uno, y si miraba al otro me daba pie a mi mismo. Solamente tenia el frente libre, asi que me concentre en lo unico que me podia concentrar: me puse a beber la Guiness como un cosaco.

Afortunadamente solo quedaban escasos minutos para que llegara la alemana. La muy hija de su madre se estaria riendo de mi mientras venia de camino. Pero llego la hora convenida y la rubia no aparecia.

Pedi una segunda pinta de Guiness. La barra esta vez estaba un poco mas llena de gente, asi que tube que abrirme paso entre hombre y chicos con camisas y pantalones de muchos colores, eso si, siempre muy ajustados.

La alemana llego unos 15 minutos tarde. Pero yo aguante estoicamente.

Nos tomamos una juntos y nos fuimos de alli rapidamente. Mas que nada porque la alemana asegura y perjura que ella no sabia de que iba el George's este. (No se lo cree ni ella) Pero lo mas curioso es que yo una vez embriagado por el aroma de 3 pintas de Guiness empezaba a reirme y a ver las cosas de otro color. Afortunadamente, ella estaba alli para poner un poco de orden, y nos fuimos a otro bar a tomar la siguiente y a bailar.

Como ya se hace muy largo, otro dia les cuento como conoci alli a unas españolas, como baile La Tortura en pleno centro de Dublin, como un catalan le metio cuello de forma brutal a la alemana, y lo que ella hizo con este. Y de como llegue a la casa en el pueblo ese a las afueras a las tantas de la noche sin llaves y de lo que tube que hacer para entrar a la casa.

Bien, ya se que no cambio de tema, pero es que la homosexualidad me persigue, vaya mes que llevo. (Aunque yo soy mas rapido). El dia que tropiece... nos vamos a reir ;p

Cuidense todos!