Peregrino en Dublin [English translation]

lunes, julio 25, 2005

Noche subrealista en la Irlanda profunda

Noche subrealista en la irlanda profunda.

Era un sabado por la tarde, habiamos salido a darle una vuelta al pueblucho este. Que por si no os lo he contado, esta lleno de curas y monjas. Resulta que hay 3 universidades pequeñitas que te preparan para ser sacerdote. Las iglesias los domingos lo triunfan mas que un chiringuito en verano en Benidorm.

Cuando empezo a caer la noche dijimos de ir a tomar algo por ahi. Pero primeros fuimos a casa a cambiarnos y a ponernos decentes. Yo la chica esta irlandesa, llamemosla D, amiga de la que me esta dando techo, ya la habia notado juguetona durante el dia. Pero pense que seria una ilusion de mi ego (me pasa a menudo). El caso es que mientras nos arreglabamos, el tonteo fue subiendo, y cuando vi como se habia arreglado... lo supe, esta tia venia a matar. Estaba dispuesta a hacer el desembarco de Normadia. Era el dia D. Y yo era el conejillo de indias.

Esta vez no fue una impresion, fue un hecho. Hasta mi amiga A me lo dijo. 'Ten cuidao que te pilla el toro' Me advirtio. No exageraba, la figura de D no quedaba tan lejos de la de tan taurino ejemplo. Era enorme, era inmensa, inconmensurable, bueno ya os haceis una idea. Eso si, tambien era rubia y con ojos azules. Vaya, que mi universo se colapso al verla. Yo idolatrizo a las rubias.

Llegamos al centro del pueblucho, y elegimos un garito a dedo. No era dificil, tres bares y un 'night club'. Eligio D, y a ver quien era el guapo que le decia que no! Sus palabras me asustaron: 'Entremos a ese mismo y bebamonos unas cervezas, si no pasa nada, pues nos vamos al night club'.

A mi se me helo la sangre, esta tia venia directa a por mi. Como un toro a clavarme los pitones.

Una vez dentro, esta chica D pago mas rondas de las que pude contar. Y no solo cervecitas, sino wiskeys para mi y vodkas para ellas dos. Era obvio que estaba usando la antigua tactica de anular la voluntad de la victima por medio del alcohol. Y tambien era obvio que yo me estaba dejando anular toda voluntad bebiendo wiskey del caro. Aqui el wiskey es un lujo. Era el dia D, solo faltaba la Hora H, y esta tubo que llegar. Priemro fueron unas cosquillas inocentes. Luego algun roce. Yo, para seros sinceros ya iba un poco cargadillo. Pero magicamente recupere toda mi lucidez en unos pocos segundos. Mi sistema de defensa antes abusos sexuales por parte de feminas indeseadas me alerto de que no estaba en la boca del lobo, sino en mitad del esofago y bajando cuesta abajo de culo y sin frenos. Algo habia que hacer.

La saque a bailar. Si si lo se, una mala jugada, pero estaba un poco asustado y no podia pensar con claridad. Para colmo solo me di cuenta de que no habia nadie en la pista una vez llegue a ella. Asi que ya podeis imaginaros la escena. Alli estaba yo, bailando en una pequeña pista de una esquina con la chica esta, que pasaba de los 2 metros y de lso 100 kilos. Y como cincuenta o setenta pares de ojos mirandonos (y sonriendo demasiado). Jamas he bailado tan estupidamente. Pensareis que exagero hablando de D verdad? Y si os digo que jugaba al rugby en aqui irlanda en un equipo de chicos?

No exagero, mi situacion era dantesca.

Mi siguiente movimiento, tras ver empezaba a pretender frotarse bailando, fue una retirada a la mesa de operaciones, donde A nos miraba sonriendo con cara de no creerselo. 'Te has dado cuenta como te miraba todo el mundo?' me pregunto. Para eso estan los amigos. Sin palabras. Esta vez, en una agil manoibra situa a A entre D y yo. A modo de proteccion. Nos pedimos otra ronda. Y entonces sucedio algo. En la mesa de al lado, 3 chicos y una chavala hablaban de sus cosas. Nada del otro jueves, si no fuera porque habia un rubio.

Un rubio que me estaba mirando.

Yo no se que fue primero si el huevo o la gallina, porque yo tambien lo mire a el tres o cuatro veces. El caso es que ahora el me miraba a mi. Ahora miraba el, ahora miraba yo. Se establecio como un juego de miraditas entre el rubio y yo. En esto que le digo a A: 'oye, no te rias, y no vayas a mirar, pero creo que el rubio de alli me esta mirando'. Si, lo han acertado, ella giro el cuello 180 grados y se quedo mirando como el rubio me miraba a mi. Yo empezaba a desvariar, esto no podia estar pasando. Entonces D hizo un jugada astuta y se cologo descaradamente al lado mia.

Pocos minutos mas tarde tenia otra vez a D con mas alcohol en sangre jugueteando con mi rodilla y al rubio echandome miraditas. He de decir que el rubio no estaba nada mal. Era alto, era un poco musculoso, tampoco demasiado. Y era hasta guapo el jodio! D me habia hecho un par de amagos, y yo le habia hecho el baile de la cobra ya dos veces. La situacion estaba peligrosisima. Pero derrepente tube una revelacion, me ilumine, tube la idea: esta noche voy a ser gay.

Dicho esto, empece a hablar/actuar asi como con pluma. Y empece a decirle a D que ese chico me estaba mirando y que era wapisimo, que estaba to wenorro. D se rayo, ojala pudierais ver su cara. Se rayo mas de lo que jamas se ha rayado nadie. En esto que el rubio, mirandome se va al baño. Y digo, esta es la mia. Le digo a D: 'hey deseame suerte' y de 3 zancadas me planto en el baño. Lo se lo se, subrealista. Por suerte para mi en el baño habia varias personas. Mi virilidad estaba salvada. El estaba haciendolo de pie. Pese a que habia un sitio al lado, opte por la tradicional taza. (Soy un clasico).

Con esto consegui darle varios capotazos, y evitar unas pocas embestidas. La mujer-toro estaba ya en su punto. Era el momento de entrar a matar.

La saque a bailar por segunda vez en la noche. Lo se lo se, pero ustedes no me conocen, yo soy asi de tonto. El caso es que esta vez por lo menos habia gente en la pista para camuflarse / esconderse. A nos acompaño esta vez. Desplegue todo mi conocimiento de bailes modernos, modalidad de la otra acera. Esta vez me volvio a mirar medio bar, pero ya no me importaba. Me estaba haciendo pasar por gay, A y D estaban flipando. Yo estaba moviendo la cintura y frotando el culo en la columna sensualmente con los ojos cerrados. Los abri y lo volvi a ver: el rubio me estaba mirando de nuevo. D se dio cuenta. Un stocke perfecto. Ya estaba lista para el arrastre. Por alguna extraña razon, todo aquella situaicon me hacia gracia. Asi que me tire un rato mas bailando antes de hacer una retirada gloriosa.

En el camino de vuelta nada que destacar. Yo mas feliz que unas castañuelas. No me pregunteis porque. D seguia rayadisima, A no ocultaba nada: se estaba descojonando delante de D. Y yo con las manos en los bolsillos y una sonrisa de orja a oreja, cruzaba el puente camino de casa bajo una noche plagada de las estrellas mas bonitas que he visto en Irlanda hasta hoy.

Y no, no soy gay. Al menos hasta esta noche. Mañana, ya veremos por donde sale el sol.



4 Comentarios:

# Blogger Jehanna a las 8:52 p. m. dijo...

jajajaja!, la escena que describes es dantesca... me hubiera gustado poder verla en directo...aunque hubiera sido desde la iglesia-cementerio imaginaria de UN HOMBRE TRANQUILO...

Ah, por cierto peregrino, no, no te imaginabas que había un cierto erotismo en el relato de la Cenicienta..:). Jehanna

 
# Anonymous Anónimo a las 3:11 a. m. dijo...

Well done!
[url=http://pnqciryb.com/umyc/cimi.html]My homepage[/url] | [url=http://txisljxu.com/fhnh/lgfx.html]Cool site[/url]

 
# Anonymous Anónimo a las 3:11 a. m. dijo...

Nice site!
My homepage | Please visit

 
# Anonymous Anónimo a las 3:11 a. m. dijo...

Good design!
http://pnqciryb.com/umyc/cimi.html | http://xwkumspb.com/tvkv/ercu.html

 

Publicar un comentario

<< Volver a la portada.